Experiencias de Becarios

Juan Carlos Peralta Rosales

Yeungnam University 2016 - 2017

Un poquito del sueño de apenas tres meses

El pasado noviembre del 2016, se cumplieron tres meses de que mi vida giró 180 grados, pues el 28 de Agosto este mismo año, alcanzaba una meta que me había trazado; pues gracias a la ayuda y patrocinio de KOICA Guatemala, fui beneficiado con una beca de postgrado que actualmente curso en la Universidad de Yeungnam, Gyeongsang, Corea del Sur; de donde les escribo estas líneas con mucho cariño y respeto.

Durante esta experiencia, sin duda alguna he sobrepasado mis expectativas en todo sentido. En lo académico, Corea del Sur se ha caracterizado por la manera que aplica la educación y su debida implementación como pilar fundamental de su desarrollo. Aunque siempre escucharemos comentarios divididos sobre su gastronomía, en mi humilde opinión, tienen una cocina deliciosa y sobre todo saludable.

Poseedores de una rica cultura, no es raro encontrarse espacios abiertos para las artes y actividades de ocio; desde conciertos de opera al aire libre, eventos deportivos y festivales de música, como también charlas y conferencias sobre temas de desarrollo y economía; obras de arte en la calle, parques y espacios públicos, evidencian que es un país que fomenta el arte. Su historia, relatada en buena parte por su arquitectura, se complementa con lo interesante de sus costumbres y tradiciones.

Muchos amigos me preguntan acerca del lenguaje, si bien es cierto que es un idioma interesante para estudiarlo, resulta más atrayente aun, el poder aprenderlo y practicarlo en la rutina diaria con la gente en la calle, para preguntar una dirección, o preguntar el precio de vegetales en el mercado, o simplemente para dar decir buenos días, por favor o gracias o simplemente para ordenar cierta comida en la cafetería de la universidad o restaurante de la ciudad.

Sin duda, ha sido, hasta ahora, una experiencia enriquecedora en todo sentido, pues siendo el único chapín, comparto con 32 compañeros de 28 países, culturas y cosmovisiones diferentes. Esto evidencia el invaluable aporte de Corea del Sur para el desarrollo, no solo en Guatemala, sino para todos los países de origen, de mis colegas estudiantes.

En cuanto a las estaciones del clima, en lo personal nunca había visto y espero poder seguir experimentándolo en este país, que se caracteriza por tener bien marcadas las cuatro temporadas, primavera de Marzo a Mayo; verano de Junio hasta Agosto. Recién está terminando el otoño (Septiembre a Noviembre) y es increíble sentir y ver lo maravilloso de la naturaleza y ver como las hojas de los arboles cambian de color previo a la llegada del invierno (Diciembre, Enero y Febrero), donde las temperaturas puede llegar en promedio a los -3 grados.

En pocas palabras, estoy muy agradecido con DIOS y con la vida por esta experiencia que se me ha presentado y que gracias a la oficina de KOICA Guatemala, estoy trabajando duro y con mucha dedicación, para aprovechar al máximo de cada día de mi vida en este sueño que apenas lleva tres meses.

Curso Multianual 2015-2017 Fortalecimiento de Capacidades en Gestión Urbana

Por: Arq. Roxana Fuentes
Asesora en la Dirección Municipal de Esquipulas Palo Gordo

Durante el pasado 29 de Agosto hasta el 11 de Septiembre de este año tuvimos la oportunidad de asistir al curso titulado “Gestión Urbana bajo la Política Nacional de Zonificación (Guatemala)” en Corea del Sur. Los funcionarios de KOICA y KRISH fueron personas que sin dudarlo compartieron sus experiencias de desarrollo urbano de manera bondadosa y profesional con el único afán de poner en mis manos como representante del Gobierno Municipal, una herramienta básica.

Temas como Desarrollo de tierra a través del Financiamiento basado en el Terreno de Corea, Evolución y Políticas de transportes públicos en el Desarrollo Urbano fueron algunos temas parte de esta invaluable experiencia, con la que al finalizar el curso pudimos crear un Plan de acción acorde al tipo de institución al que pertenecemos que fácilmente se puede poner a prueba y poco a poco conduciéndolo a su perfección a través del canal que ha quedado abierto entre instituciones.

Me he quedado asombrada, fascinada y agradecida por el tiempo de estadía y cada una de las actividades culturales de las que fuimos participes ya que nos permitieron conocer un poco más de la cultura, tradiciones y sobre todo la calidad de buenas personas que amablemente nos abrieron las puertas de su hogar Corea, estando nosotros tan lejos del nuestro, entablando una relación de amistad sincera entre ambas culturas.